domingo, 4 de noviembre de 2012

Holaaaaaa!!!!!

Buenas, cuanto tiempo sin pasar por aquí, y voy a explicar un poco las causas, que no es una, sino una mezcla de varias.

  • Falta de ganas, últimamente no me apetecía escribir, bueno la verdad que ni escribir, ni nada ando un poco apático.
  • Falta de tiempo. Septiembre fue un mes de locura en el trabajo, jornadas de doce horas, trabajando veinte días seguidos, incluidos sábado y domingos, que además me dejo agotado. Y después de ese apurón por hacer presupuestos con un programa nuevo, seguí liado porque tenía que hacer todo lo que había dejado de lado para ese trabajo.
  • Como ya comenté en la anterior entrada, el tiempo después de operarme la vista me acostumbre a estar desconectado, lo cual se amplió más en el mes de septiembre en el que sólo tenía tiempo para currar, y la verdad pues no se está tan mal un poco aislado de todo, la vida sin tanto internet sigue siendo interesante, jejeje.
  • Otra razón es que yo, aunque el blog sea algo personal, lo veo como una comunidad, y me gusta que me lean y comenten, pero también me gusta devolver visitas, y como no tenía tiempo ni ganas de leer a los compañeros blogeros, el escribir pasando de los demás no me hace sentir bien... es difícil de explicar.
  • Y por último, no lo necesitaba. Empecé con el blog, porque tenía una necesidad de contar cosas, no sólo de correr, que si fuera eso con foros ya me bastaba; necesitaba contar muchas otras cosas, aunque nadie me leyera y a nadie le interesará. Un amigo mío que tuvo en su día un programa en una radio libre, decía que lo tuvo porque le servía un poco de "terapia" el hablaba de cosas que le apetecían aunque nadie le escuchara. Y ese mismo sentimiento/necesidad fue lo que me hizo abrir el blog. Pues bien esa necesidad ya no existe, no se porque, pero ya no la tengo.
El caso es que ya me queda una semana para correr la maratón de Atenas, y se que eso seguramente si que lo cuente, y como antes de nada sentía que iba a tener que dar esas explicaciones pues aprovecho a darlas ahora.
A la maratón no llego ni con mucho en mi mejor momento. Hace mucho que no lo estoy y llevo un año arrastrando algo de sobrepeso, pero es que con lo de septiembre ese mes entrené poco y me alimente mal. Luego en octubre me entro una apatía tremenda, no se si por el cansancio acumulado, el cambio estación, o que. El caso es que no me apetecía nada de nada, y por lo tanto entrené más bien poco; además si no salía a correr me entraban remordimientos, pero si salía, como era obligado porque no me apetecía, tampoco disfrutaba, vamos un horror.
Estas dos últimas semana han sido un poco mejores pero no gran cosa, en resumen bajo de estado de forma y 83 kilazos me contemplan, y aunque no sea un maratón para hacer marca por su perfil, que es sólo para disfrutar por lo que significa, me da rabia ir a honrar a Filipides en estas condiciones. Y la única opción que me queda es salir muy suave, para no sufrir en exceso e intentar disfrutar lo máximo posible. 
Un abrazo a todos, ya os contaré a mi vuelta. Y para no perder las costumbres una canción que siempre me ha dado mucha energia.






32 comentarios:

  1. Hombre, Bel_ga_rion, cuanto tiempo!!!! no te preocupes que te entiendo perfectamente, yo creo que en esto de los blogs son muy pocos los que son constantes al 100% siempre hay momentos en los que desconectamos y es normal, bajo mi punto de vista esto no es ninguna obligación... Mucha suerte para Atenas y ánimo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pepe; cierto que no es ninguna obligación.

      Eliminar
  2. Marcos este año me dejas solo en la Behobia... si lo se me presento contigo en Atenas, bueno espero que todo te valla bien y esa maratón no te haga sufrir mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que pena no habértelo dicho antes y coincidir allí. Ya me jode perderme la Behovia uno de mis momentos favoritos del año.

      Eliminar
  3. Pues yo te sigo y no me importa que no me leas ni comentes, compañero. Hay épocas mejores y peores y los amigos ,aunque en la distancia, estamos ahí. Mucha suerte en esa maratón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lo se Antonio, yo también sigo y comento (o comentaba) blogs que ni me siguen ni me comentan y no me importa ni me molesta, es lógico, no es una obligación.
      Pero me gusta devolver visitas, sobre todo a los más habituales como tu, el abuelo,... si no me siento un poco como pasar de los demás, ya digo que es difícil de explicar y que es una chorrada y se que a nadie le parece mal pero me siento un poco mal por no hacerlo.

      Eliminar
  4. Bienvenido al mundo de las teclas, disfruta en Atenas y no tardes tanto en dejarte ver.
    Mucha suerte y buena carrera

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Vicente, de esta seguro que si que cuento algo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Que disfrutes Atenas, y los motivos para estar ausente temporalmente del blog, perfectamente comprensibles, pero por aqui estamos. saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Tomas, si, si más o menos a todos nos pasa de vez en cuando, lo que no se es cuanto me van a durar.

      Eliminar
  6. Marcos buena suerte en Atenas compañero.

    Aunque no vayas perfectamente preparado tienes la capacidad para poder disfrutar de la Maratón de Filipides.

    Un fuerte abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Halfon, si disfrutarla lo voy a hacer, eso si despacito, así disfruto más tiempo jejeje.

      Eliminar
  7. Mucha suerte Marcos!!!...intenta disfrutar todo lo que se pueda

    ResponderEliminar
  8. Me alegra volver a leerte, escribe cuando quieras, como debe ser, pero no dejes de contarnos lo de Atenas. Mucha suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Miguel seguro que lo cuento, aunque tarde. Muchas gracias.

      Eliminar
  9. Bueno pues suerte en Atenas y por lo menos aunque pequeña una crónica porfa.

    ResponderEliminar
  10. Gracias Manuel, y desde luego que habrá que contar lo que es correr por allí

    ResponderEliminar
  11. Pues bienvenido de nuevo y mucha suerte en Atenas, si te apetece nos lo cuentas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Esto de los blogs es como meterse a un bar, debe ser algo espontáneo. Menos mal que el Oviedo va lanzado.

    Ya nos contarás tus andanzas por Atenas y si no manda una postal.

    Saludos Belga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente Jaal, y yo últimamente ley seca, nada de bares jeje.

      Eso de lanzado... es que no le viste jugar. A ver que pasa con la ampliación de capital.

      Eliminar
  13. un placer volver a leerte,marcos. Ya nos cuentas lo de Atenas, debe ser un subidón correr por la cuna del maraton

    ResponderEliminar
  14. Me suenas de algo pero no se de qué ;)

    Me alegro mucho de saber de ti. Y lo primero que pones es que en breve estás en Atenas haciendo un maratón, buen comienzo.

    Mucha suerte, disfruta la carrera.

    ResponderEliminar
  15. Gracias Manuel, la pena es que no nos da tiempo para que estrene camiseta, una pena, jeje, seguro que te suena de lo que hablo.

    ResponderEliminar
  16. esta canción la llevo siempre conmigo en el coche, pero la versión de quiet riot, es una pasada.

    mucha suerte en atenas, y a recuperar la motivación.

    salu2 desde matraquilandia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Matraca. Ambas versiones son cojonudas, estuve dudando cual poner.

      Eliminar
  17. Hola!!! entre blog y blog he encontrado esta entrada. Es lo que tiene un sábado por la tarde sin mucho que hacer :-) Primero decir que me gusta tu reflexión y supongo que todos tenemos etapas así. Pero estas etapas siempre pasan, aunque a veces sean largas y pesadas. Lo bonito es saber salir de ellas y a veces darse cuenta que incluso pueden aportarnos cosas buenas. Quien sabe; tal vez descanso. Físico y psicológico. Y..¡qué importante es el descanso! No se si dejarás de escribir, porque como bien has dicho ya no lo necesitas como antes. Pero si lo haces, aquí tienes una seguidora nueva. UN saludo!! :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu visita, el futuro dirá si vuelvo a escribir como antes.

      Eliminar